¡Y llegó el gran día! Ilusión, alegría, emoción, todos teníamos muchas ganas de recibir a Jesús. ¡Un día inolvidable que siempre formará parte de nuestros mejores recuerdos!