En nuestro primer año de catequesis de primera comunión compartimos con padres, profesores, catequistas y religiosas nuestra celebración de la luz, en la que hemos renovado las promesas del bautismo.