CONCEPCIONISTAS MISIONERAS DE LA ENSEÑANZA

El Colegio La Inmaculada Concepción, forma parte de La Congregación de “Concepcionistas Misioneras de la Enseñanza”, fundada por Santa Carmen Sallés y Barangueras en Burgos (España), el 7 de diciembre de 1892, para la educación cristiana de niños y jóvenes. mediante los siguientes principios pedagógicos de carácter propio:

La acción formadora de todos los que constituyen esta Comunidad Educativa, fundamenta su enseñanza en los principios educativos de la Fundadora de la Congregación, Santa Carmen Sallés, que propone un estilo y unos valores inspirados en María Inmaculada. Los principios pedagógicos por los que se rigen nuestros Centros son:

Educación personalizada, en la que el alumno es el foco de la acción educativa, cada uno es acogido como es y se le ayuda a desarrollarse como persona.

Educación solidaria, defendiendo los derechos humanos en su entorno más próximo, a nivel nacional e internacional.

Educación presencial, en la que los alumnos cuentan de forma continua con la presencia de sus profesores, que se dedican a ellos con constancia, cercanía y delicadeza.

Educación motivadora, de tal forma que se ofrezcan motivaciones y metas propias en cada etapa del desarrollo evolutivo de los alumnos. Para incentivar, valorar y favorecer la superación personal.

Educación basada en el ejemplo, puesto que poco a poco se está demostrando que los alumnos aprenden más por el ejemplo que mediante la escucha pasiva y las palabras.

Educación integral, que abarca todas las dimensiones, posibilidades y capacidades de la persona, siendo la misión de los educadores acompañar a los niños y jóvenes para que crezcan en valores humanos y cristianos, así como atender, valorar y estar cerca de las familias de los alumnos.

Educación preventiva, que se basa en la creencia y convicción de la existencia del bien en el corazón tanto de niños como de jóvenes y la necesidad de cultivarlo para favorecer el desarrollo de personas con madurez humana y cristiana.

Además de poner en práctica estos principios, el centro cuenta con una congregación de vida apostólica que la integran tanto religiosas como alumnos profesores e incluso amigos de la gran Familia Concepcionista, que se encuentra extendida por 17 países del mundo en cuatro continentes: Europa, América, África y Asia.